Te compro una anecdota…


Tengo que confesarlo… Mi vida se puso aburrida… No esta pasando mucho la verdad, y no se me han presentado muchas oportunidades para nuevas aventuras… y las que si se presentaron, las deje pasar… sera de conservador, o de cagon, pero no aproveche la ocasion… No es que me arrepienta, porque sinceramente me da lo mismo… al no haberlas vivido, no se de que me perdi, por lo que mirando el vaso medio lleno en este sentido, no me afecta no haberme embarcado en estas llamadas  por mi “oportunidades de aventuras”…

No tengo muchas cosas que hacer en mi trabajo, asi que me la paso leyendo… Y cuando salgo no me pasa mucho… la noche se desarrolla normal… No digo que no me divierto, todo lo contrario… la paso genial con mis amigos… Salir, ir a bailar o solo juntandonos en algun lugar cualquiera, con 4 paredes y un techo, aunque a veces ni siquiera (no, no es que nos juntemos en cualquier lado, sino que a veces son terrazas o patios), y nos reimos mucho y nos jodemos y a veces vienen chicas a darle un poco de color al asunto… No digo que no la paso bien, simplemente que no me esta pasando nada nuevo… No tengo anecdotas interesantes…

Es por eso, mas que nada, que me decidi a comprarle un par de anecdotas a un conocido… Creo que me hizo un buen precio, porque por $50.- me lleve una anecdota muy graciosa de vacaciones, dos anecdotas simpaticas del dia a dia y una anecdota amorosa, pasional, y divertida, que me encanto… Creo que me hizo buen precio, si… Hoy por hoy no se consiguen buenas encdotas en cualquier lado… asi que con eso supongo que voy a tener para un rato…

No aguanto las ganas de tener la chance de contar mis anecdoras cero kilometro… es como la ropa nueva… uno se pregunta si le gustara a los demas… espero que si… espero contarla bien… es importante para contar una anecdota de manera correcta el tema de las pausas, los tonos, los detalles… Todo cobra importancia… no es lo mismo si uno la cuenta asi nomas porque la idea es poder trasladar imaginariamente a la gente a ese momento, en ese lugar, con esas personas… No es facil contar bien una anecdota… Yo conozco muchos que saben contarlas muy bien… Cada uno con su estilo, pero grandes contadores de anecdoras… Tambien conozco muchos de los otros… de los que hacen que la historia mas divertida te haga bostezar dos veces y que meintras te la cuentan estes pensando en cosas mucho mas interesantes como el escote de la mina del fin de semana o como se formaba Platense la ultima vez que jugo en primera division… Yo me considero cerca del punto medio… tengo mis dias y mis formas… a veces no hilo una frase cuando quiero contar y me salteo cosas para despues volver para atras y aclararlas… me olvido cuestiones fundamentales de la anecdota y cuando espero la risa final del cuento lo unico que recibo es un “…y entonces?” que me da la pauta de lo mal que conte la anecdota… porque una cosa es que no haya tenido gracia, pero otra es que la gente se quede esperando mas… Otros dias, sin embargo, me ilumino y logro la atencion de todos… me miran, intrigados… pensativos, como tratando de adivinar por donde va a venir la vuelta de rosca… por donde los voy a sorprender… y cuando termino, ay! cuando termino como se rien… a carcajadas… de esas que te dan dolor de cachetes y de panza… de esas que por favor y como se puede decis “para, para… basta, basta… aaah…”… A veces me sale bien…

Espero que con mis nuevas anecdotas recien compradas me pase eso… lo segundo… que me salgan bien… porque estan buenas… sobre todo la de la playa… y sobre todo tambien la romantica… como me rei cuando me la conto mi conocido… Igual, el la sabe contar muy bien… muchos detalles perfectamente transmitidos, de la manera mas graciosa…

Me suena el telefono… es mi amigo A.A., y mi opotunidad de estrenar mi anecdota nueva… que presion… cual le cuento…? mmm… no quiero salir con lo mejor que tengo ya, pero me tienta… bueno, lo voy a atender…

(los dos nos decimos “Peter”)
– Peter… – Lo saludo.
– Que haces Peter…? En que andas…? – Me contesta.
– Nada, aca tranca… tirado…, vos?
– Tambien, tranca… no pasa nada eh…?
– Jajaja, seeh… es verdad… che, te conte alguna vez lo que me paso ese año que fui a Panama?
– Peter, vos nunca fuiste a Panama…
– Bueno, ya se, pero te conte alguna vez lo que me paso en ese viaje…?
– Peter, me estas cargando…?
– No, boludo, te moris… resulta que……

 playa1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: