You’re beautiful…, parte 15


(suena el teléfono)
– ¿Hola?
– Hola…
– ¿Quien habla?
– Ro…
– ¿Que haces divina?
– Bien… bien… acá…
– ¿Donde?
– En mi casa…
– ¿Paso algo?
– Si… me peleé fuerte con Male…
– Uh.. no quiero saber…
– Bueno… pero estoy mal…
– ¿Queres que nos veamos?
– Bueno… ¿Donde?
– Venite…
– No se…
– Venite…
– Bueno… ahí voy… ¿Como era la dirección?

Le pase la dirección a Ro y me puse a ordenar un poco para recibirla… en verdad no tenia ni media intención de charlar sobre Malena y sobre la pelea, pero si tenia muchas ganas de verla a ella… Me pareció lo mas indicado decirle que venga… Cuando llego Ro le ofrecí de tomar un te con tostadas, nos sentamos en el sillón, puse la tele de fondo mientras hacíamos zapping y me empezó a contar de la pelea… Malena le había dicho cantidad de barbaridades, la había insultado mucho y Ro se había quedado muy mal… inclusive en algunos pasajes de su relato sentí como la voz se le quebraba y hacia malabares para no llorar… No me gustaba verla así, pero mucho menos me gustaba tener que bancarme lo que me estaba bancando… o mejor dicho, tener que escuchar aun mas sobre Malena y sus historias… Al final Malena no es ni tan beautiful, ni tan nada… y si tiene algo de montaña rusa, ya no son sus curvas sino el miedo que da verla…

Después de media hora de charlar sobre Malena, le dije a Ro que deje de preocuparse, que no se ponga mal, y que ella no tiene la culpa de tener una amiga psicotica, que disfruta de vivir una doble, y hasta triple vida… Que ella dentro de lo malo que había hecho, lo hacia por un fin bondadoso, por lo menos en lo que a mi respecta, y que eso para mi vale igual o mas que la cagada que se mando, si es que es cagada… Que no es mala mina, y que tampoco es mala amiga… en definitiva, Malena y ella no es que eran amigas desde siempre, sino que eran amigas por tener amigas en común…

– … no, no… es mi amiga desde chiquitas…
– Pero, ¿Vos no me habías dicho que no eras taaaan amiga?
– Si, es que en los últimos años un poco nos distanciamos… por todo esto… porque no me gusta como es… Además habla de mi sin saber… me llego que dice que soy una puta…
– Si…
– ¿Soy una puta?
– No, no no no no no no… Entendiste mal… si, lo dice, lo dice…
– Ah… ¿Te lo dijo?
– Algo asi… cuando sali una vez…
– Que hija de puta…
– Bueno, basta… no se habla mas del tema…
– Bueno…
– Listo…
– Pero que hija de puta…!
– BASTA!
– Perdón…
– No me pidas perdón…
– Bueno… entonces te pido un beso…
– Eso es mas interesante…
– Veni acá…

Nos empezamos a besar suave pero apasionadamente con Ro… Las cosas se fueron calentando, y rápidamente estábamos… bueno… como locos… En eso escucho que suena mi teléfono, pero no me interesaba atenderlo en lo más mínimo, por lo que deje que suene y suene hasta que atienda el contestador… si era una emergencia, iban a llamar a mi casa… Extrañamente, una vez que dejo de sonar el mío, empezó a sonar el de Ro… Pero ella, lejos de darse cuenta de la casualidad, se rió por lo “molesta que es la gente” e hizo prácticamente lo mismo que yo… A llamadas necias, oídos sordos… Pero no sabíamos… no teníamos idea… y tal vez hubiera sido conveniente atender, aunque sea alguno de los dos… Porque después de eso sonó el timbre…

– Banca que voy a ver quien es…
– Dale…
Voy al portero y atiendo:
– ¿Quien es?
– Malena…
– ¿Que queres?
– ¿Me abrís?
– No… no puedo ahora…
– Estas con Ro…
– No puedo ahora…
– Abrime… se que estas con Ro… esta el auto acá abajo…
– ¿Me podes decir que haces acá?
– Vine para merendar con vos como hacemos siempre…
– ¿Siempre? Andate queres…
– Abrime…
– No Malena… basta… te dije que no te quería ver mas…
– Pero no lo habías pensado…
– Bueno, ya lo pensé, y mucho, y lo volví a pensar, y no te quiero ver mas…
– No te creo…
– Nena, basta!
– Abrime…
– No…
– ¿Estas con Ro?
– ¿Que te importa?
– Me importa…
– Bueno, a mi no… no jodas… andate…
– Ahi me abren, subo beee…
– No! no!!! no le abran!! no le abrannnn!!!
– …

Ro se dio cuenta de todo…, no sabia que hacer… Malena estaba subiendo a mi casa… Ni yo ni ella queríamos verla, ni encararla, ni saber nada de sus locuras… Yo sufría un pánico absoluto de que esta mina hiciera un escena en el palier de mi casa, y que tenga problemas para sacarla del edificio, así que hice lo que mejor se me ocurrió… me vestí rápido y salí de mi casa al palier a esperarla, así no tenia que abrir la puerta, y la deje a Ro adentro, mirando tele… aunque sospecho que se quedo mirando por la mirilla de la puerta lo que pasaba afuera… Se abrió el ascensor…

– ¿Quien te dejo pasar?
– Tu vecino del 8vo…
– La puta que te parió Malena, ¿Que queres?
– Hey… no me hables así…
– Ya no se como hablarte… ¿Que queres?
– Vine a que hagamos las paces, pero veo que estas ocupadito…
– No, no lo estoy, pero aunque lo estuviera, no te importa, y no te quiero ver…
– Pero ni me conoces… esta mal…
– ¿No querer? Puedo hacer lo que tenga ganas y querer lo que yo quiera me parece…
– No…
– ¿No?
– No…
– Jajaja… basta… vamos, bajemos…
– No…, no quiero… quiero entrar…
– No…, te dije que no…
– No te creo…
– No me hace falta que me creas… Además, ¿Que paso con el “matate” y el “forro” y todo eso?
– Fue un momento de calentura…
– Tu vida entera son momentos de calentura…
– ¿Y tu ex?
– ¿Que tiene mi ex?
– ¿Sabe de Ro?
– No tiene nada que ver… no la metas a mi ex en tu vida… ¿ok?
– Sos un hijo de puta…
– ¿Yo? Dale… bajemos…
– No quiero…
– Dale, acompañame al kiosco que no tengo puchos…
– Ok…

Por suerte había agarrado el pantalón que tenia puesto antes, y que si bien no tenia la billetera, si tenia un billete de $10.- en el bolsillo… bajamos, y solo me volví a sentir tranquilo cuando salí del edificio con Malena… Fuimos al kiosco de enfrente y compre mis cigarrillos… Durante todo el trayecto ella me preguntaba cosas a las que mi respuesta era siempre o “no” o “no te importa”… Me pueden juzgar de malo, y hasta de basura, pero los quiero ver en esa situación… Malena me inspiraba miedo… no sabia hasta que punto podía llegar si vino a mi casa como si nada hubiera pasado, y sin ningún tipo de invitación…

– Entonces…, ¿No queres nada de nada?
– No…
– Ni siquiera conocerme…
– No… no me interesa…
– Si no salimos asi me conoces, entonces me tiro abajo de un auto ahora mismo…
– ¿Que?
– Eso…
– No digas pelotudeces Malena por favor…
– ¿No me crees?
– No pasa por creerte o no… pasa porque no tiene sentido lo que decís…
– ¿Me estas diciendo loca?
– No…
– Pero lo pensas…
– …
– Ves…?
– No es que lo piense… es que me lo demostras…
– No te demuestro nada… o peor, ahora vas a ver lo que te voy a demostrar…
– Malena, no digas pelotudeces… basta…
– Vas a ver…
– No voy a ver nada…
– Si, vas a ver… ya te vas a enterar de mi…
– Malena… por favor…
– Ahora anda… anda con Ro y escriban juntitos en tu paginita…
– ¿La leíste?
– No… te dije que no la iba a leer…
– Ah… porque con vos eso me da una garantía… – le dije irónico
– Forro…
– Bueno, basta… anda  tu casa… pensalo bien, y después de pensarlo bien, volvelo a pensar… si todavía crees que nos tenemos que ver, hablaremos entonces… pero por ahora, dejame en paz…
– Anda a cagar…
– Un beso para vos también nena… y no digas mas boludeces…
– No son boludeces… no me tomas en serio…
– Lo peor es que si… anda… chau…
Y la salude, volví a entrar a mi edificio y la deje afuera… No mire para atrás cuando entraba, pero pude ver por el espejo del ascensor como se quedo mirándome… quieta… pensativa… ¿Habrá dicho en serio lo de tirarse abajo de un auto? ¿Que mierda me vio para obsesionarse tanto conmigo? Cuando llegue a mi casa y me reencontré con Ro, le conté muy por arriba todo… Le dije que Malena sabia que estaba acá por haber visto el auto y que me había dicho un par de cosas, pero todas las mismas boludeces de siempre…

– … ¿En que estábamos chiquito…?
– Jajaja… no se no se…, pero me parece que vos tenias menos ropa…
– Jejeje… si… y vos también…
– Si… – y mientras dije eso me di cuenta que no tenia mas ganas… o si, siempre tengo ganas… como cualquier hombre… pero que no podía sacarme de la cabeza lo que había dicho Malena… me preocupaba… no me gustaría que esta pelotuda haga alguna cagada… pero… ¿Que podía hacer…?

CORRE

Una respuesta to “You’re beautiful…, parte 15”

  1. Lucía Says:

    “siempre tengo ganas… como cualquier hombre…”

    jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: