Cuestión de fe… (3ra parte)


Se sabe… Hay cosas que es mejor no mezclarlas… No es que sea una ciencia exácta, obvio… pero es real: Hay cosas que es mejor no mezclarlas… A lo largo de mi vida pude observar varias de estas cosas… Por ejemplo, leche con mostaza… te hace vomitar… o hidratos de carbono y proteínas en la misma comida -dicen que es un mito-… Pero la mayoría de las cosas que no se deben mezclar estan relacionadas con el amor, o las relaciones interpersonales… Amor y amistad, amor y trabajo, amor y dinero, amor y logica… o trato de decir: sentimientos y racionalidad.

Me pasé un rato largo pensando en eso…, y en como el instinto humano nos lleva siempre a buscar lo prohibido… Porque a un bebé se le dice que no a algo y lo quiere hacer más que cualquier otra cosa… ¿Por qué será así? ¿Qué tendremos adentro que nos guía directo a lo que no se nos esta permitido? o mejor digo: a lo que no debemos.

Después de cerrar la conversación perdí el empuje, que por cierto me habia dado ella, para volver a encarar la charla -o alguna charla- para ese lado, por lo que ese viernes salí con mis amigos como cualquier otro viernes… sin noticias de Solana…

El sábado me levanté temprano para cumplir mi compromiso y fui a la oficina… Estaba cansado por haber dormido poco, y estaba todo dolorido por haber tomado mucho… Que raro que es como las cantidades de las cosas dirigen nuestra vida… Mas o Menos, Poco o Mucho, Todo o Nada… Todos cuantificamos y calificamos todos los días… Solo con decir “todos” ya lo estoy haciendo… Que raro todo… Todo… o Nada…

En fin… Ese sabado fue tranquilo… por lo menos a la mañana… en la oficina yo no estaba como para hablar con nadie, y asi pase mi mañana… callado, tratando de evitar que las palpitaciones que sentía en mi cabeza me terminaran de destruir… En un momento ella se acerco y quiso charlar… logró sacarme un par de frases pero mi malestar era tal que ni ella motivaba un impetu de conversacion en mi… Además, estuve pensando y ni la conozco… me cae bien y es muy linda… muy… pero que se yo… hay ciertas cosas que mejor no mezclar… Eso es lo que ellos dicen…

Creo que el fin de semana me enfrió un poco… además, conoci una señorita que si bien no deja de ser una circunstancial coincidencia repetida de fin de semana, desvió mi atencion para otro lado… no es que tenga que ver con algo… También, como fue un fin de semana extendido, hizo que mantuviera mi cabeza en la idea esa de que “hay cosas que no se mezclan”…

Hoy ya es Martes, y de nuevo en la oficina estoy empezando a dudar… Con lo linda que estaba Solana hoy, no puedo negar que por un momento se me cruzó por la cabeza decirle que no trabaja más para nosotros e invitarla a salir… pero es buena en lo que hace y le suma presencia a la oficina… sirve… Entonces no…

 Me pregunté si alguna vez podría sobrevivir un día sin tomar café… Si mi cuerpo se habría acostumbrado tanto a ingreir cafeína que por eso los fines de semana me levanto tan cansado a veces… despues me acorde que por lo general me levanto con resaca en esos dias, por lo que lo mas normal es que sea por eso… Que rara la resaca… Esa sensación de vacío en el pecho pero que no es psicológico… ese dolor de todo, de nada específico, que solo pasa cuando inspiramos profundamente, pero ese bienestar dura solo unos segundos…

(Tocan la puerta con a clásica melodia de Balá) 
– ¿Se puede? – Escucho que me preguntan desde la puerta…
– Si, pasa Sol…
– Permiso… ¿Que hacias?
– Nada en especial, aca… recien termino de hablar con unas gentes y ahora tengo que armar el contrato para mañana…, ¿Vos? ¿Aburrida?
– Un poco si, un poco no… pero por eso vine…
– ¿Por que?
– Para que me soluciones el poco que si… jejeje…
– Jajaja… mira vos… bueno, voy a hacer lo posible…
– ¿Que tal tu fin de semana?
– Bien, muy divertido… ¿El tuyo?
– Muy bueno… fui a un par de fiestas muy divertidas… te quise mandar un mensaje pero me di cuenta que no tenia tu celular… ¿Me lo das?
– Si… antota… igual esta en mi tarjeta… jajajaja
– Si… ni me di cuenta… ahi te mando mensaje para que tengas el mio…
– Dale…
– Bueno… era solo eso… me voy asi te dejo seguir con lo tuyo…
– Dale…
– Chausis…
– Chau…

¿Era solo eso? ¿Como que era solo eso? ¿Pedirme mi celular? Siento que esta mina me esta empezando a histeriquear abiertamente, y que se escuda en mi imposibilidad de “ir al frente” con ella… no se… me marea… Y si finalmente pasa algo…, ¿Que es lo peor que podria pasar…?

5948~Manzana-verde-Posters

Una respuesta to “Cuestión de fe… (3ra parte)”

  1. […] Cuestión de fe… (3ra parte) octubre, 2009 5 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: