Yo, y yo…


El otro día me pasó algo muy raro… Algo que no me había pasado núnca, aunque si lo razono un minuto, dudo que le haya pasado a nadie jamás…

Me desperté a la mañana como siempre, me senté en la cama, respiré profundo y me paré… Caminé con los pies cansados y tan pesados como mis párpados… uno, dos, tres pasos… me costaban tanto que realmente los contaba… cuatro, cinco… Mi baño es “compartimentado”, lo que significa que la parte de la piletita y el espejo estan en un lugar, y el inodoro, bidet y bañadera en otro, separados por una puerta… llego al espejo y me miro cansado… Me doy gracia, me rio de mi… “jejeje…” me digo, “… mi cara y mi pelo son un desastre”… Me digo buen día y voy a la otra parte a hacer pis… justo cuando me doy vuelta escucho que me dicen “buen día…” con el mismo tono que yo lo había hecho un segundo y medio atrás…

Raro… digo: Muy raro. No sonaba como eco, sino que sonaba como una contestación… como una respuesta a mi saludo anterior… Pensé varias cosas en un solo instante… no me acuerdo de todas, pero si de algunas… Primero pensé que todavía no me había despertado del todo… A veces pasa que uno esta medio dormido y no logró despertarse completamente, y mezcla realidad y sueños, verdad e imaginacíon… Inmediatamente después pensé que finalmente me había vuelto loco… que después de tantos tóxicos, tantas vueltas de la vida, tanto “issue”… bueno, que esa bola de locura finalmente había invadido y se había adueñado de mi mente, de mi conciente y de mi inconciente también… Consideré por un segundo la teoría del eco, pero la descarté rápidamente… Se que pensé también otras cosas… otras posibles razones y teorías que hasta llegaban a incluir espiritus, animales que hablan como en Dr. Doolittle, y… bueno, varias cosas más que no vale la pena repensar, no solo porque no tienen gracia, sino porque me harían quedar como un loco de mierda o un pelotudo… No, no tienen gracia si las pienso… ni siquiera son graciosas…

Tiré la cadena y prendí la ducha… volví a la pileta y me miré en el espejo de nuevo… me miré a los ojos… me hice un guíneo… ¿O no? ¿Lo hice yo o me lo hizo… eh… yo? No podía acordarme si había guineado el ojo yo, o solo lo había visto en el reflejo… fue algo más automatico que otra cosa, y no pude distinguirlo… no se… Pocas veces me pasa de no despavilarme rápido a la mañana… salvo cuando duermo muy poco, pero dependiendo de lo que haya hecho al noche anterior, por lo general tampoco me cuesta mucho… Me ponía un poco nervioso las cosas que estaban pasando, pero como ayer habían venido mis amigos a mi casa y chupamos y fumamos y charlamos mucho y, en consecuencia, dormí poquito, en el momento no sabía… no podía darme cuenta…

– Que carita, eh? – escucho que me dicen… De nuevo miro para todos lados pero no veo a nadie… además, era mi voz… “la puta madre” pensé… “… me volví loco, me quiero morir…”
– Hey… ¿Por qué no te pegás una ducha asi te despavilás un poco, viejo? – volví a escuchar…
– ¿Quién habla? – dije, ya rendido ante mi situación… definitivamente era un sueño o algo por el estilo… o que se yo… a esta altura ya tenía que agradecer solamente el hecho de no haberme cagado encima del miedo…
– Vos… o sea yo… pero no vos, sino yo… vos… – me contesté (?!!!)
– La concha de tu madre…! – dije yo, o ya no se… creo que lo dije yo…
– Mirame…
Miré el espejo… era yo… me veía a mi… pero… yo estaba quieto… y en el espejo también… “¿Escucho voces?” pensé… 
– No… no escuchás voces… o si, en realidad si…
Encima, ahora, no solo me escucho mi voz, sino que también “el que me habla” sabe lo que pienso… Que mañana dificil, pensé… Que mañana de mierda que voy a tener…
– ¿Por qué? Tantas veces charlaste con vos para adentro… ¿Tanto te asusta charlar una vez para afuera? – escuché como me decía a mi mismo… Ya me mareo de solo pensarlo…
– Es verdad… – contesté – … tenés razón…
– No…, vos tenés razón…
– Bueno…
– ¿Cómo estas?
– Muy asustado…
– ¿Por qué?
– ¿Es un chiste? Estoy hablando con mi reflejo del espejo…
– ¿Y?
– ¿¡Y!?
– Bueno, está bien… entiendo, pero lo que te pregunto es… ¿Cuál es el verdadero problema, si por ahora todo parece ser un sueño? Digo… ¿Por qué no ves para donde va todo esto?
– Tiene lógica lo que decís…
– Lo que vos decís…
– No… lo que… ah, si… bueno…
– ¿Qué pensás hacer hoy?
– ¿Cómo que “que voy a hacer hoy”?
– Estás más dormido de lo que pensaba o realmente no estás preparado todavía para esto…
– No se…
– ¿Qué vas a hacer hoy? Es una pregunta facil…
– Si… lo que es dificil es la respuesta… no se para adonde apuntás…
– Vos apuntás… pensalo…
– Basta con eso de vos, yo y los dos…
– Somos uno…
– Somos uno… somos uno… dejate de joder… si fueramos uno no estaría conversando con un espejo como un loco de mierda…
– ¿Por qué loco de mierda? ¿Vos pensás que la gente a la que le pasa esto lo anda contando alegremente por la vida?
– No se… yo no se si lo cuento…
– Por eso… bueno… ¿Qué vas a hacer hoy?
– Que insistente que sos…
– Vos…
– No se que voy a hacer hoy… lo de siempre… ir a trabajar, avanzar con las cosas que tengo que avanzar… y no se… después me veré con algun amigo o no… a la noche lo de siempre… relajarme… ¿Por?
– ¿Por qué no cambiás la rutina un poco?
– ¿Cómo?
– Claro… vos me decís que ves todo como “lo de siempre…”, y yo te digo que encares el día de otra manera… con otra visión…
– ¿Cómo es eso?
– Decimelo vos…
– Pero fue tu idea…
– La tuya…
– Sos un pelotudo…
– Vos…
– Jajaja…
– Jajaja… ¿Entonces? ¿Cómo es eso?
– Es que no se que querés decir con “otro enfoque”…
– Si sabés…
– Supongo que decís…
– Vos decís..
– … que trate de hacer las cosas de otra manera… no se…
– Si sabés…
– … que vea el vaso medio lleno… que le ponga una sonrisa a todo…
– Si…, y salís premiado como “El empleado del mes”… dejá de decir boludeces…
– No entiendo entonces…
– Bueno… pensalo un poco y hablamos en otro momento entonces…
– ¿Qué? ¿Cuándo? ¿De nuevo esto?
– Si, no se cuando… cuando sienta que estás listo… se ve que me equivoqué…
– …

Nada había cambiado… yo seguía ahi en el espejo pero no pasaba nada… como antes… como al principio…
– Hey! ¿Hola? ¿Hay alguien? – pregunté, pero estaba solo yo… como antes… solo que no era como antes… no me contestaba… había vuelto todo a la normalidad por suerte… ¿Por suerte? Porque lo viví… lo sentí verdadero… y su fuera un sueño… ¿Cuándo me voy a despertar? ¿Qué hago ahora? y mucho más importante… ¿Qué mierda significaaeso si era un sueño? Aún más, si había sido verdad… ¿Qué me está pasando?

Decidí seguir mi mañana igual que siempre hasta despertarme… pero no me podía dejar de preguntar todas esas cosas… y muchas más… mi día definitivamente había dejado de ser rutinario… Pero no se cuan bueno era esto que pasaba… esto que me daba vuelta la cabeza y todo lo que yo pensaba que conocía, entedía y sabía hasta ahora… o peor, me confirmaba los peores miedos… las peores enfermedades… No me gustaría estar sufriendo problemas esquizofrénicos… Esto de ver gente que no existe y realidades que no son ciertas debe ser una de las peores cosas que le puede pasar a un ser humano…

Por sobre todos los miedos, inseguridades, intrigas, y preguntas que invadían mi cabeza y todo mi momento, ahi, ahora, una era la que más se repetía… ¿Qué quise decir con “cuando este preparado de verdad”, y para qué?

3223633180_4c943e46d8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: