Reflexion 143


Cada Domingo, después de una noche fuerte de Sábado, siempre pienso lo mismo…

Deberían existir ferreterías pero de vidas… entonces, cuando uno se siente tan tan mal fisicamente -y a veces espiritualmente también- va a esta “ferretería”, compra repuestos y sigue viaje… Asi de facil…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: