Reflexion 147


¡Que puto día de mierda! pensaba mientras caminaba por la calle, sintiendo como el frio me atravezaba todo, casi de manera literal… Era uno de esos días de lluvia pero de los feos feos… de esos en que una garúa fina y molesta cae y cae y vuela con el viento raudo e incomoda, inquieta, perturba…

No puedo con mi genio… sinceramente, no puedo… Quiero ponerle pilas a mi día… a mi vida… quiero arrancar y arrazar como topadora las 15 o 16 horas que dure este día asqueroso… pero no puedo… parecería como que me suena el celular y cuando lo atiendo es mi cama… Me cuenta que esta en mi casa con la calefacción, con la frazada y mi valija de películas… esperándome… “¿Y, vas a venir?” me pregunta… y yo, mirando con bronca por la ventana, no le contesto y sigo mirando… Corto el llamado, pero vuelve a sonar… de nuevo mi cama, la calefacción, la frazada y mi valija de películas… me cuentan que llegó Milka Mjoy con chispas de galletita… que se desnudó y está preguntando por mi… No. No!!!! Tengo que trabajar… tengo que rendir mi día…

No es no. Y punto. Porque yo ya me conozco… ahora empieza a dolerme la garganta… o me empiezo a sentir afiebrado… o, no se… me empieza a doler la panza o la cabeza… y todo se resume en lo mismo… buscar contarselo a alguien para que avale mis dolores y diciendome lo que quiero escuchar: “Andá a tu casa boludo, con este día de mierda no hay nada para hacer…” Y yo, contento, aunque sabiendo mis errores, me voy a mi casa no porque quería, sino porque me lo dijeron… Tácticas y estratégias que tiene uno con uno mismo para no sentirse tan culpable de hacer lo que uno tiene ganas… disfrutar sin culpa… pero es a veces una culpa fundada, no tanto por una incapacidad de satisfacción o de disfrute, típico mal psicológico -gracias Freud- que afecta a mucha gente en el mundo de hoy, casi tanto como la incapacidad de recibir halagos… en fin, no tanto por esa culpa de mierda, si a veces por la irrealización de responsabilidades en haras de la satisfacción personal… en pocas palabras, hacer lo que uno quiere pero dejando cosas por hacer… mandando el laburo al carajo… eso, a mi por lo menos, me genera mucha culpa… Aunque no es una culpa que cueste soportar, o que no se olvide con un breve video de youtube de las mejores escenas compiladas de Austin Powers o patadones de fútbol y bloopers…

De todas maneras soy un sadomasoquista… soy el primogénto sacerdote de una trabajadora de la noche (reverendo hijo de puta), porque también disfruto de mi sufrimiento… me gusta poner la canción de Forrest Gump y mirar para afuera, añorando mi sillón, mis paredes, mi pijama…

Es un día improductivo… es un día de mierrrrrrda… con varias erres… con bronca… hace frío, llueve y no tengo mucho para hacer… voy a aprovechar que mi monitor es HD y me voy a quedar viendo imagenes de paisajes… de mejores lugares con mejores climas…
aunque, sepámoslo: no hay lugar como el hogar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: