Reflexion 148


La vida es caprichosa… lo es… super caprichosa… Tal vez “caprichosa” no es la palabra… en realidad, objetivamente hablando, la vida es un conjunto de hechos encadenados entre si por las variables tiempo/espacio… nada más que eso… Es decir, simplemente, la vida son MOMENTOS…

Momentos buenos y momentos malos… y muchos momentos que ni fu ni fa… que más o menos… que nada… o neutro total… muchos de esos momentos suspendidos en donde parece que no pasa nada, aunque pase el tiempo y el espacio…

Pero los hay muy buenos… momentos mágicos… momentos de película o, mucho mejor, momentos que inspiran escenas de película… el Amor, la Risa, la Alegría… Esa sensación de tener el pecho lleno de amor… lleno de emociones positivas… Esos momentos en donde uno le pone todo a la vida… le pone huevo, pilas, actitud… todo… momentos buenos de verdad…

Y también están los malos… los pésimos… lo que te hacen llorar y moquear como si tuvieras 3 años de nuevo… esos momentos de mierda de verdad, pero de mierda de mierda en donde lo único que queremos es irnos a dormir y que todo se arregle solo… Los momentos de duelo cuando se muere alguien que querés mucho… el primer corazón roto… la melancolía de ver como la vida avanza y uno se hace más grande… la angustia de terminar 5to año y no saber que mierda hacer de tu vida… los momentos feos… momentos de llanto puro…

Pero la vida es caprichosa… porque hace lo que quiere… porque cuando estás solo no lográs conseguir ninguna de las minas que querés conseguir de verdad, pero en cuanto te pones de novio con una, aparecen todas y te desean y tenés más levante que Cristiano Ronaldo en Esperanto… O porque podés volverte loco buscando algo que creés que es bueno para vos sin darte cuenta de que lo que realmente necesitas está al lado tuyo… Porque siempre, para las cosas buenas, el tiempo es corto… nunca alcanza… porque cada año que pasa el año pasa más rápido… si, suena raro, pero hay que leerlo dos veces de última… el año pasa rápido, volando… O, no se…, por como siempre queremos lo que no tenemos, o valoramos las cosas después de perderlas…

La vida es caprichosa porque te enseña de maneras muy poco ortodoxas… Porque tarde o temprano te muestra quienes son las personas que de verdad valen la pena… O por como me lo hizo a mi… que me sorprendió enamorandome de un nenito al que vi nacer y por el que daría mi vida y mi futuro… mi sobrinito es lo más lindo que hay en este mundo… o mil cosas… la vida es caprichosa por mil millones de cosas… y tal vez eso la hace tan linda… tan estremecedora… tan musical, tan rock…

La vida es caprichosa… si…, y me encanta… o no, no se… me chupa un huevo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: