Vicios curados.


Parece extraño, tal vez azaroso, y más que nada creo que tiene que ver con la capacidad receptiva de cada uno en el momento específico, pero el otro día me colgué escuchando una canción de Pimpinela y me di cuenta que si bien la generalidad de las canciones de este dúo son bastante pelotudas, algunas tienen extractos que parecen decir mucho de manera muy simple…

La canción que escuché es “Vivir sin ti no puedo“, y la letra básicamente habla de los opuestos y las relaciones enfermizas… Me hizo acordar a pasajes de mi historia romántica pasada… de lugares comunes para mucha gente…

Hace unos años estaba en una relación que realmente era como una adicción… Yo sabía efectivamente que la relación me hacía mal, que ella me hacía mal… tenía ese conocimiento fáctico en mi cabeza pero no podía reaccionar a ello… no podía salir de esa dinámica de relación que me hacía muchísimo más mal que bien… Realmente lo sentía como una adicción, siguiendo casi al pie de la letra los patrones de la enfermedad… Por ahi no la veía durante un tiempo y me olvidaba, me la sacaba de la cabeza, pero si tenía una recaída y la volvía a ver o a “estar”, me volvía todo como si fuera el día cero… Me rodeaba la angustia, las dudas, esa nube de sentimientos mezcla meláncos con día frio y nublado… una mierda…

La canción dice en una parte:

Si yo soy gato tu te vuelves perro
y me lastimas y te rechazo
pero termino quiera
o no quiera siempre entre tus brazos.
Y es que no puedo ya vivir sin ti vivir sin ti no puedo
quiero irme de tu lado y a tu lado vuelvo

No puede estar más claro. De verdad no puede, y me molesta que haya sido la gran mente de Lucía Galán la que haya descrito semejante verdad… Porque me vi reflejado -y seguramente mucha gente más- en esas líneas… motherfucking shit, es muy duro cuando uno se sumerje en ese tipo de situaciones, porque son los propios sentimientos los que se convierten en nuestro enemigo… Porque no existe peor que saber que uno está haciendo algo que le hace mal y no poder evitarlo… Como fumar, como drogarse y pensar que es inofensivo, sabiendo en el fondo que es un camino equivocado para divertirse… Saber que es un túnel sin salida que solo tiene una dirección, para abajo… al pozo…

Finalmente, me puse contento… si bien por un instante me invadió la bronca contra mi propio ser por permitirme jugar con mis propios sentimientos y con mi cordura… ¿Cuántas veces me habré vuelto loco sólo por esa puta forma de ser que tenía, justificandome sin siquiera un gramo de credibilidad, diciéndome que todo tenía un sentido finalmente? Jajaja… era chico, pero creo que, más que nada, no tenía un panorama completo de todo el asunto… Hoy, con el tiempo y la distancia de mi lado… ya con la mente fría y mucho más racional que sentimental, puedo ver que esa época de mi vida me dejó muchas cosas, me enseñó muchísimo de la vida, el amor, las relaciones… me permitió crecer y conocerme… pero que en realidad estaba equivocado y envuelto en esa circunstancia que no podía entender y eso me hacía mal, no podía ver que ella me hacía mal…

Me puse contento. Me supe curado. Y pude volver a disfrutar de comedias románticas de enredos que antes me resultaban incómodas haciéndome acordar a los tire y afloje de mi relación enfermiza pasada…

Finalmente, decidí optar por el camino de la sabiduría…
Para lograr un buen futuro, hay que tener un buen entendimiento de nuestro pasado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: