Archive for the Buenos Vecinos… (Completo…) Category

Buenos Vecinos…

Posted in Buenos Vecinos... (Completo...), Cuentos Cortos on 25 septiembre 2009 by Addendum

Mamá Luchetti…

Resulta, esta vez, que como mi edificio es relativamente nuevo – 1 año desde su inauguracion (que por cierto la hice yo) – las cosas se van aceitando de a poco… Siempre hay algo que falla y que hay que arreglar, pero no me asusta porque son cosas que pasan… que suelen pasar… comunes si se quiere…

Una gran anécdota que tengo en mi edificio, implica al ascensor, a mi vecina del 4°A y a el ex encargado, que llamaré “Jony”…  Si no me acuerdo mal, era Sábado, y hacia calor (casi como la canción de Los Twist), y yo me disponía a encontrarme con amigos en la casa de uno, que no era ni tan lejos, ni tan cerca de mi casa… Como siempre, llame al ascensor y cuando vino apreté el boton para ir a la planta baja… Casi confiado en llegar, me pase la mayor parte de esos 30 y pico de segundos mirandome al espejo, sorprendido casi al final por la temprana detencion del ascensor en el segundo piso…

– Hola… – Me saludó mi vecina del 4°A mientras entraba al ascensor.
– Hola… ¿Como estás?
– Bien, gracias…
– Uff…! Que panza…!!!
– Si… jejejeje, estoy para cualquier momento…

Mi vecina estaba embarazada, pero no embarazada… EMBARAZADISIMA!! Parecía que iba a explotar en cualquier momento… tenia una panzota redonda gigante de esas que apuntan para abajo… casi se podia ver al bebe saludando… o aun peor, parecía como si en vez de que la gente vaya al hospital a ver al bebé, él los invitaba a pasar a tomar un café en la panza, porque lugar había…

Retomando la historia, lo mas común para descomponerse en mi edificio era alguna luz, o la llave, o el ascensor… inexplicablemente, siempre algo fallaba… por suerte es una situación que hoy en dia ya no ocurre, pero en ese entonces, cuando éramos pocos en el edificio, era moneda corriente… Y como a veces mi suerte me da una mano, y a la vez se queda mirando para cagarse de la risa de mi, y Murphy, bendito y maldito Murphy y sus putas leyes son tan ciertas como que el día antecede a la noche, me pasó… ¿Cómo no iba a pasarme? pienso ahora y me doy cuenta que me tendria que haber dado cuenta en su momento…

Si… se paró el ascensor… entre el piso 1 y el 2… se paro, y quedo solamente prendida la luz de emergencia… y también iluminaba el cajón lo radiante de mi vecina embarazadisima, pero eso era solo una sensación… Como ambos vecinos de un edificio nuevo sabiamos que era común, no nos desesperamos, y tranquilos tratamos de llamar por celular a quien sea para que nos ayude a solucionar el inconveniente…

– No tengo señal aca adentro… – le dije a mi vecina mientras le mostraba la pantalla de mi celular y el mensaje que decia “NO SIGNAL”
– Yo si… a ver… espera que llamo a mi marido…
– Dale…
– No me atiende… debe estar en una reunion…
– Yo tengo el telefono del portero…
– ¿Si? Pasamelo…
– Tomá…
– Hola? Jonatan? Si, te habla Mariana, del cuarto A? Si… bien, vos? me alegro… bueno, mira tenemos un problema, se trabó el ascensor… si… y no… si… si, la luz de emergencia si… pero los botones no… si… bueno… cuanto tardas…? bue… bueno…si pero trat-tra… trata de apurarte… gracias… chau…
– ¿Cuanto te dijo?
– Media hora masomenos…
– Esperemos entonces… ¿No preferís sentarte?
– Si… ¿Me ayudás?
– Dale…

La ayude y me sente también, porque no iba a esperar media hora, o lo que tarde Jony, ahi paradito como muñeco de torta… Para hacer tiempo nos pusimos a charlar… mayormente de pelotudeces… casi todo sobre el bebé… entrenado como estoy para la charla trivial con clientes, que incluyen temas como fútbol y politica si son hombres y cocina y bebés si es mujer, me conto que esperaba una nena, que le iban a poner Margarita, que antes vivían en Villa Urquiza, pero que se vinieron mas para este lado porque quieren que la nena vaya a un colegio por Nuñez… Me conto también que le gusta cocinar, y que el marido trabaja en un canal de televisión, y que estan queriendo armar un proyecto para que ella haga un programa de cocina… supuse que ese “canal de tv” era de cable, pero no importó mucho porque en definitiva era una simple charla de ascensor…

– … si, la idea es que yo haga un programa de cocina distinto al resto, mas para la señora de la casa que no tiene tanto tiempo para hacer los platos super preparados de los otros programas… sino algo mas casero, mas light… mas… sssssss auch…
– ¿Auch? Jajajaja no conozco ese término…
– No… Auch de me dolió…
– No me hagas una broma de esas…
– No… no pasa nada… fue una patadita… pasa siempre… es que me dieron fecha para hace dos semanas y todavia no puedo parir… no aguanto mas… estoy insoportable… encima me pasan estas cosas… siento que voy a explotar… no me puedo sentir comoda parada, ni sentada, ni acostada, ni caminando… siempre tengo hambre… y ya probamos de todo… dicen que el sexo ayuda a parir antes pero mi marido tiene miedo de lastimar al bebé… que ingénuo…
– Jajajajaja mirá vos… igual es mucho mas de lo que necesitaba saber, pero bueno…
– … bueno, pero es algo re natural… lo que pasa es que vos todavía sos chico…
– Y… si…
– Aia…
– ¿Te duele?
– Si… ssssssss… au au au au au au au au au au…
– ¿Pero es normal?
– No te asustes pero no… es mucho mas fuerte que siempre…
– Mmmm… ¿Tenés ganas de hacer pis?
– No… aiiiiii… no, por?
– Entonces rompiste bolsa… si es que se dice asi… no se, lo se de las películas…
– La puta madre… la puta madre…
– Para que te estás puteando a vos misma jejejeje…
– No es momento para chistes…
– Perdoname… decime vos qué hago…
– Llama a mi marido, y no dejes de llamar hasta que atienda…
– Ok…
Llama, llama, llama, atiende el contestador…
De nuevo. Llama, llama, llama, llama, atiende el contestador…
De nuevo. Llama, llama, atiende el contestador…
De nuevo. Llama, llama, llama, llama, llama, llama, llama, atiende el…
– ¿Que pasa mi amor? Estoy en una reunión importante…
– Hola, no, soy tu vecino del 9°A… mirá, veniamos bajando en el ascensor y se trabó… ahora viene Jony y lo arregla… el tema es que tu mujer esta por parir…
– ¿Me estas jodiendo? ¿Quien habla? ¿Como es eso?
– Si, soy el del 9°A… Leandro… tu mujer esta aca conmigo en el ascensor, estamos encerrados y esta por parir!!
– Voy para allá… anda reportadome lo que pasa, estoy en 20 minutos…
– Dale, chau…
La miro a mi vecina y le digo
– Viene para acá…
– Aaaaaiiiiiiiiiiiii me duele me duele me duele…
– Decime que hago…
– Busca la manera de salir de aca… Llamá una ambulancia… ¿Tenés auto?
– Si… si… yo te llevo si no vino… esperá… trata de relajarte… ¿Respirá profundo?
– Si… eso…

Llame a la ambulancia, pero me dijeron que lo mas rápido era que la lleve yo… volví a llamar a Jony, y me dijo que estaba en camino… llamé de nuevo al marido y dejé que hablasen entre ellos, para que se tranquilicen juntos… La situación todavía no me desbordaba, pero entendía que tenía una limitación muy grande en cuanto a mi poder de acción, sobre todo estando encerrado en un ascensor que no es chiquito, pero no es enorme…

Lo primero que tenía que hacer era tranquilizarme yo… respirar hondo… pensar… no apurarme… me saque el pullover que tenia, que sabia que estaba recién lavado, y que además no me importaba mucho, y se lo di para que se acomode… supuse que eso iba a ayudar, y mucho no me equivoque… viciado de las películas en donde muestran situaciones similares, pense que con mi prenda ibamos a acobijar al recien nacido… en cambio, muy inteligente mi vecina, usó mi pullover de almohadon para sentarse mas cómoda… no se me había ocurrído a mi eso… me sorprendí de lo poco que se del tema…

Minutos más tarde, cuándo yo ya pensaba que esto no iba a cambiar mucho para la llegada del bebé, empece a escuchar como intentaban abrir la puerta… Momentos después, el ascensor volvio a cobrar vida, y el pitído que hace cada vez que pasa por un piso fue, para mi vecina y para mi, como música angelical… no se bien como explicar esa sensación… una bocanada de aire fresco… un chapuzón en un día de extremo calor… asi se sintió…

Finalmente, cuando se abrió la puerta y pudímos salir, nos encontramos con Jony, con el marido de mi vecina – mi vecino – y con los paramedicos con la camilla preparada para emprender el camino que temrinaba, indefectiblemente, en una nueva alma en este mundo…

Esa tarde me quedé pensando… pensé en lo increíble de la gestación y nacimiento de una persona, y en como lo tomamos por sentado… como no vemos que ese proceso natural perfecto es tan impresionante, tan apabullante, que pensarlo en profundidad te deja sin palabras… una vida, una persona, nace de otra… se crea dentro de otra… También pensé en que tuve bastante suerte de encontrar a todos cuando se abrió el ascensor… y por úlitmo que tenía que mandarles flores por este acontecimiento que, sin querer, me tuvo como protagonista por breves 35 minutos…

Así fue, entónces, que lo hice… les mandé un lindo ramo de rosas y un osito chiquitíto de peluche rosa…, ellos, en devolución, me regalaron un vino a cambio del apoyo brindado, y de ese pullover que cedí, y que sinceramente tuve que tirar a la basura después… Ahora, cada tanto, me cruzo con mi vecina del 4°A con el cochecito, y saludo a Margarita, que siempre, pero siempre, cuando me ve, sonríe…

bebezzc

 

Anuncios

Buenos Vecinos…

Posted in Buenos Vecinos... (Completo...), Cuentos Cortos on 24 septiembre 2009 by Addendum

La vecinita tiene antojo:

Últimamente casi no paso tiempo solo… Si no es que me junto con unos amigos a cenar y ver una película, es que vienen otros amigos a jugar a la play, o me veo con mi hermano, mi cuñada y mi sobrino, o tengo la suerte de compartir una velada con una señorita… pero casi no paso tiempo solo… y eso que también disfruto de mi tiempo solo… pero no, no se me viene dando…

El otro día estaba en mi casa… no estaba cansado, pero tampoco estaba activo… casi como cualquier persona que se levanto temprano y no durmió siesta cuando llegan las 10 de la noche… Ya desde hace rato venia escuchando gente desfilar por el palier, por lo que solo pude pensar que mi vecina de enfrente se juntaba con las amigas como tantas otras veces lo hice y hago yo… Además, los miércoles no hay mucho para hacer, no me parece una idea muy loca que haya invitado a unas amigas para boludear un rato…

En fin… a veces el tiempo solo se pone aburrido… descubrí hace un tiempo que lo mejor que uno puede hacer cuando tiene tiempo para uno es, justamente, lo exacto y especifico que uno quiere en ese momento… Antes, por ejemplo, me daba cosa ponerme a ver una película y sacarla si ya no tenia mas ganas o si me daban ganas de hacer otra cosa… o por ahí no ver dicha película por quedarme haciendo zapping y sentir culpa sabiendo que ella esta ahí esperándome, queriendo ser vista, disfrutada… digo: la película… Por eso, uno tiene que hacer lo que “le pinte” en el momento… después de todo es un tiempo que compartimos solo con nosotros… pasear, o quedarse echado, no deja de ser lo mismo, por mas que afuera haga un día de sol primaveral perfecto… quedarse echado es una gran opción…

No me decido igual… no se en que invertir este tiempo solo que me gane… Escuchando como la música va subiendo de volumen desde la puerta de al lado me da un poco de envidia… Creo que me acostumbre a estar con amigos los 5 días de la semana y los dos del fin de semana, y ahora, teniendo mi tiempo, me encuentro desorientado… no me decido… tengo tantas cosas para hacer conmigo… tantas actividades que requieren de mi sola compañía que no se… no se cual…

La música de mi vecina esta cada vez más alta… se escuchan gritos, típicos de las fiestas entre chicas… Se deben estar divirtiendo mucho… y yo, yo no me aburro, pero tampoco es que me estoy muriendo de la risa… Me sorprendió pensando, entonces, que me golpeen la puerta… un ‘toc toc toc’ seguido de un pequeño ‘ring’ del timbre… ¿Quien me puede venir a visitar a estar horas? digo: sin necesitar que le abra la puerta de entrada… Lentamente voy a la puerta, y una alarma salta adentro mío… “Que no sea Manuel, el del tercero contrafrente” pienso… “Que no sea que no sea que no sea que no sea que no sea”… Espío por la mirilla… la puerta de enfrente abierta y una chica esperando a que la atienda, pero… no es mi vecina…

Rápido corro a ponerme de nuevo el jean… también, rápido, me miro al espejo y me acomodo la camisa y el pelo… abro la puerta…

– Hola…
– Hola…! ¿Como estas?
– Bien, ¿Vos?
– Bien… soy una amiga de tu vecina… y…
– ¿Si? Jajaja… ¿Necesitan azúcar?
– Jajajaja… no… no… mira, te cuento… mi amiga se casa la semana que viene y le estamos haciendo la despedida hoy… ¿Te molesta el barullo?
– Jajaja mira vos… no, no me molesta para nada… es mas, recién me había puesto a bailar un poco con la otra canción que escuchaban… jajajaja…
– Jajajaja… bueno mejor… ¿Queres venir?
– ¿A la despedida?
– Si…
– No se… es algo muy de ustedes… ¿Que tengo que ver yo ahí?
– No se… veni… dale… divertite un rato…
– Bueno… un ratito…
– ¿Que tomas?
– Uhh… yo no quería chupar…
– Dale… no seas amargo che…
– ¿Como te llamas?
– Ana… ¿Vos?
– Leandro…
– Hola, mucho gusto…
– El gusto es mío…
– Veni…
– Bueno…

Entre al departamento de mi vecina y observe sonriendo la situación… Dije un ‘hola’ general acompañándolo con el gesto de la mano, y en coro las chicas se rieron y me saludaron también… me sentí un poco pelotudo, pero si me lo pongo a pensar, no podía desperdiciar semejante oportunidad… Además era una linda historia para contar acá…

Nos pusimos a tomar y a charlar… las chicas ya estaban un poco alegres de alcohol, pero no me costo alcanzarlas porque a los 10 minutos de haber entrado empezamos a tomar tequilazos… Nos reímos mucho… Sinceramente me cayeron muy bien… La mayoría profesionales, sensatas, inteligentes… alguna que otra muy linda, y las demás, no es que eran feas pero no llamaban la atención… mi vecina, igualmente, no estaba… no la vi… no la veía… y no me animaba a preguntar…

En un momento, yo ya bastante borracho porque no estoy acostumbrado a tomar tequila – prefiero los shots de vodka bajados con cerveza – una de las chicas, específicamente la que me vino a tocar la puerta  y que parecía ser la ‘capanga’ del grupito, me dijo algo que me agarro desprevenido…

“En el dormitorio tenes una sorpresa…”

 e1ebfd6811e4d66585de6e95e1de5cbfo

Buenos Vecinos…

Posted in Buenos Vecinos... (Completo...), Cuentos Cortos on 23 septiembre 2009 by Addendum

Encuentro cercano con el tipo del tercero…

Siempre me gusto pensar, cuando estoy llegando a mi casa de un dia de trabajo – o en realidad de donde sea –  que llego a mi fortaleza… a mi castillo… a mi guarida si se quiere… Esa sensacion de sentirte en tu hogar, mas alla de que no sea tu casa… Porque entre “mi casa” y “mi hogar”, aunque parezcan lo mismo, hay una diferencia muy muy grande… Siempre me gusto pensar eso… pero un dia no me paso…

Un dia llegue a mi casa, cansado, con esa sensacion que solo la palabra “paja” puede definir con exactitud… tenia ganas de sacarme el traje, ponerme el pijama, pedir comida china y mirar todos los programas basura de la tv, o alguna pelicula…, pero por sobre todo, queria no hablar con nadie mas que el silencio… Por ahi alguna charla muy corta con algun amigo sobre el dia, el clima, las mujeres y el futbol… exactamente en ese orden… y nada mas… el resto silencio… Llegue, entonces, un dia con todas esas ganas, pero algo adentro mio me decia que esta vez no iba a poder… que esta vez se me iba a complicar… a veces pasa, eso de sentir muy adentro de uno mismo que conocemos el futuro, o que algo no esta bien… y a veces le hacemos caso… otras no…

Llego a mi casa, abro la puerta de afuera, y llamo al ascensor…
– Hola… – me saluda por atras mi vecino del tercer piso contrafrente.
– Ah.. hola… como te va…?
– Bien, y vos…?
– Bien, tranquilo… cansado…
– ¿Mucho laburo?
– No, no mucho… justamente por eso… fue un dia muy aburrido…
– Claro… ¿Vos sos el del noveno, no?
– Si…
– Ah… mira…
– ¿Por?
– Porque yo tengo tambien un dos ambientes, pero me dijeron que el tuyo es distinto…
– Si… es otra cosa total… algun dia tocame el timbre y lo ves…
– Bueno… dale… ¿Ahora no?
– Eh… bueno, si… que se yo… veni…
– Dale…
… y con un suspiro forzado trate de que se diera cuenta, pero no… no pudo ver que yo no queria y no pudo ver que yo queria lo absolutamente opuesto… no lo vio, no lo quiso ver o no se… pero vino conmigo a mi casa…

Mi vecino del tercero contrafrente no es ni muy joven ni muy viejo… tendra mi edad o por ahi… pero es raro… es de esas personas que no tienen una onda particular, sino que van mutando… en el año y monedas que tengo viviendo en este edificio, lo vi vestido cheto, alternativo, dark, cheto de nuevo, onda pastillero con mochilita y musculosa, lo vi de traje, y los ultimos meses se viene poniendo un pantalon de vestir, una camisa de manga corta, casi siempre en colores claros como pastel, caqui, blanco o celeste… hasta lo vi con una color verde manzana tenue… horrible… usa lentes, pelo cortito y habla mucho con palabras como “fantabuloso” o “regio”… ah, y hace mucho el gesto de “ok” con los pulgares, que no tiene nada de malo, pero justo el lo hace particularmente nabo, con los dos pulgares levantados a la vez y una sonrisa automatica que le da una pinta de pelotudo importante… y lo es… si existiera una empresa de pelotudos, el seria vicepresidente adjunto…

– Bueno, veni… pasa… – le dije.
– Gracias… a ver, a ver… epa…
– Jajaja, ¿Que?
– Nada… muy lindo… nada que ver al mio… mira el balcon… que lindo… y esta ventana grandota… que bueno…
– Gracias…
– Yo tengo dos baños…
– Ah, mira…
– Si… y me parece que mi living es mas grande…
– Seh…
– No me gustan los muebles que pusiste…
– ¿…?
– … pero bueno… para vos esta bien…
– ¿Para mi?
– Si… que sos joven..
– ¿Cuantos años tenes?
– 27…
– Me llevas un año…
– Si pero lo que vale es la experiencia…
– …
– ¿Te cocinas o pedis?
– Depende el dia y mis ganas…
– Por lo general…?
– Depende el dia…
– … ¿pero?
– Nada… y mis ganas… me cocino mucho…
– ¿Hoy?
– ¿Hoy que?
– ¿Hoy que vas a hacer?
– No se… supongo que cocinarme algo…
– ¿Algo como que?
– No se… un arroz salteado con verduras y carne…
– Uuhh que rico…! Me parece que me quedo a cenar vecinito…
– No tengo para dos…
– No importa… yo tengo comida en mi casa… la traigo…
– Lo que pasa es que me quiero acostar temprano, no me siento muy bien…
– Bueno, comemos rapido y me rajo, no te preocupes… Cheeee…! mira cuantas peliculas que tenes… ¿Me prestas un par? Dale… estoy a unos pisos de distancia…
– No son mias… no puedo…
– Pucha… que lastima…
– Seh…
– Bueno, voy a buscar las cosas que faltan para cenar y vengo…
– No… eh… en serio… otro dia… hoy me siento mal… eh… ¿Tu nombre como era?
– Manuel… Manuel Fernandez…
– … Manuel… otro dia, ¿Si?
– Bueno, dale… me caes bien… la voy a invitar a mi hermana tambien…
– ¡¿…?!
– … la debes conocer…
– No creo… ¿Quien es?
– Maria Lucila…
– Ni idea… no conozco a nadie con ese nombre…
– Es mas chica… bueno, no importa… decime que hace falta asi lo busco…
– Te dije que otro dia…
– Ah, cierto… perdon…
– Bueno…
– Si… bueno amigo… un gustazo conocer tu casa ¿eh? Me voy yendo…
– Bueno, dale…
– Uh, no me digas que jugas a la play! ¿Sos bueno?
– Si… que se yo…
– Te juego unos partidos…
– Me siento mal…
– Cierto… bueno entonces si, amigo, me voy…
– Vaya…
– Chau, eh? que estes bien…
– Gracias… gracias…

Y asi como vino, cerro la puerta tras de si, y se fue… Son muy pocas las veces en las que senti un alivio tan grande con solo escuchar el ruido de un pestillo de puerta que traba… ahora si era mi momento… mi castillo, que habia sido usurpado junto con mi paz y mi tranquilidad, volvian a mis dominios… Ahora si podia hacer todo eso que queria… Ahora si… pensaba… pero no… Sono el timbre…

– ¿Quien es?
– Soy yo amigo…, Manu…
– ¿Quien?
– Manuel… Fernandez… ¿Del tercero?
– Ah… decime… ¿Paso algo?
– Si… me quede encerrado afuera… ¿Me abris?
– No puedo…
– ¿Por?
– Estoy desnudo… me estaba por bañar…
– Uh… bueno, ponete algo… sino no importa… no pasa nada…
– Dale…, nos vemos otro dia…
– … no! que no pasa nada… que somos amigos ahora… no me molesta si te veo en bolas…
– Eh… Manuel, no te enojes, pero no… necesito estar solo…
– ¿Pasa algo? Contame… ¿Para que estamos los amigos sino?
– Otro dia…
– Bueno… yo le voy a tocar timbre al del 7mo entonces que es un divino y vi que entro recien… no te preocupes por mi…
– No… bueno… suerte…
– Chau amigo…
– Si… chau…
Escuche como el ascensor se abria, y dos pitidos, de esos que hace cada vez que pasa por un piso… Se bajo en el septimo… pero ese ya no es mi problema… mi problema ahora es solamente pedir la comida china, ponerme el pijama, y mirar… mmm… mirar… la segunda temporada de “Arrested Development”… si señor… y disfrutar de eso…

+arte,+indignado,+blanco+y+negro,+artista+de+corazon,+migraña,republica+dominicana+está+llena+de+artistas+enganchados+mediocres+