Archive for the Cuestión de fe… (Completo) Category

Cuestión de fe… (9na parte)

Posted in Cuentos Cortos, Cuestión de fe... (Completo) on 23 octubre 2009 by Addendum

Es sorprendente como el fin de algunas cosas sobreviene sin que lo esperemos siquiera… como las cosas pasan solas, y aunque nosotros nos movamos y ayudemos a que pasen o dejen de pasar, la última decisión siempre queda para el destino… o no… no se…

Finalmente, Solana renunció a su trabajo en la oficina, y hace unos días que tampoco la veo conectada… Esa onda, esa piel, esa calentura que había no se donde quedó… murió… No se qué fue exactamente lo que hizo que terminara todo, pero creo que fue un rejunte de cosas… Yo lo dije desde un principio: “Hay cosas que mejor no mezclarlas…”, y asi fue nomás…

– Necesito que hablemos un segundo… – me dijo Sol entrando a la oficina después de golpear la puerta y entrar sin esperar una respuesta…
– Si… vení…, pasá… ¿Qué pasa?
– Nada… bueno… nada grave… primero quiero pedirte perdón… hable con mi ginecólogo y me dijo que las chances de que sea tuyo son infimas…, que hay un 98% de posibilidades de que sea de mi ex…
– … esta bien…
– … bueno y… nada…, te quería decir que el lunes no voy a venir más…
– ¿Por? ¿Por eso?
– No… o si… por eso y por otras cosas también… no se… no me hace bien todo esto…
– Entiendo…
– … que se yo… me mandé muchas cagadas en mi vida, y me cansé ya de vivir en una telenovela…
– Claro…
– Para de decirme “claro”, “entiendo”, “obvio”… me tenes harta con tus monosílabos pelotudos…
– Epa… bueno, perdoname… seguí… te escucho…
– Bueno, nada… eso… que hoy es mi último día… te quería decir que la pasé muy bien con vos lo poco que pude conocerte, pero que no me sirve esto y me hace mal…
– Pero… ¿No hay posibilidades de que te quedes? No se… no estemos más, pero me caes bien, no me gustaría que te vayas…
– Ya tomé la decisión… no hay vuelta atrás…
– ¿Segura? Mirá que no se, lo que sea lo charlamos… en serio te digo…
– No… no me insistas… te digo que me hace mal…
– ¿Y no hay forma de que cambie algo para que te haga menos mal, o bien, o neutro?
– No…
– ¿Tan tajante vas a hacer? ¿Conseguiste otro trabajo?
– No…
– ¿Entonces? ¿Qué vas a hacer?
– Ya veré… no me hace falta la plata… además… no, bueno… nada…
– Dale…, además ¿Qué?
– Nada…
– Dale, eso no se hace…
– No… pero nada… no vale la pena…
– Decime…
– Nada… me equivoque al haber estado con vos… me arrepiento un poco…
– ¿En serio me decís? Que feo…
– Si, ya se… pero hice las cosas mal…
– Si… bueno… yo también…
– Si… vos mas que nadie…
– ¿Por?
– Porque sos vos el que tiene que cuidar ciertas cosas… me parece que te desubicaste un poco… no te digo que no me gustó en su momento, pero deberías de haber hecho las cosas de otra manera… aguantartelas si me tenías ganas…
– Eh…
– Si… en el boliche, dado vuelta total, me dijiste una zarta de pavadas que traté de entender que eran de borracho, pero igual… ahora me siento incomoda, observada… no se como explicarte…
– Básicamente, la culpa la tengo yo decís…
– Si…
– Mirá… no me parece…
– No me importa… para mi si y ya…
– Igual algo de razón tenés…
– Toda la razón me acompaña…
– Si, bueno… está bien… fue mi error…
– Quedate tranquilo igual que está todo bien, pero bueno, yo no quiero saber más nada con este trabajo porque si no la corto ahora después es peor…
– Me parece bien…
– Más alla de lo que a vos te parezca… yo ya tomé mi decisión… y no te preocupes que no te voy a pedir nada…
– Trabajás hace menos de 3 meses… no tenés derecho a reclamar nada…
– Que guacho que sos…
– Solo te cuento… y… ¿Lo vas a tener?
– ¿Qué cosa?
– ¿El bebé?
– Ah… no… buen…, al final me vino… pero el ginecólogo igual te había exhonerado de cargo y culpa…
– Si… pero me intrigó…
– Bueno… no hay bebé… no existe… no fue…
– Esta bien… bueno… una lastima que te vas… Sinceramente me gustaría que lo vuelvas a pensar… ¿Es absolutamente definitivo?
– Si… que se yo…
– Bueno… eh… no se… Te deseo lo mejor…
– Gracias…

Y se fue… se sentó callada en su escritorio todo lo que quedaba el resto de la tarde… apagada… como si ya se hubiera ido su espíritu y estuviera esperando a que se cuerpo haga lo mismo… mirando las agujas de su reloj de pulsera cada 15 minutos… sintiendo que el tiempo no pasaba… Se notaba que se quería ir… o mejor digo: se notaba que no quería estar.

Es tan raro todo… como es verdad eso que “solo en la ausencia fisica se puede saber realmente lo que significaba algo en nuestras vidas…” Es tan cierto eso… y ahora, que ya no está -aunque tampoco fue que haya estado mucho- me doy cuenta que tengo un poco de ganas de que esté… ahi sentada… en ese escritorio que nuevamente está vacío… inerte… limpio de limpieza sin uso… sin color… Y otra vez me toca, entonces, tener fe… en que todo va a mejorar, en que todo va a resurgir, y en que alguna vez, tan solo alguna vez, voy a poder vivir una historia que no tenga un final trágico o un desenlace fatídico… buen, no es que sea para tanto tampoco, es verdad… pero más alla de cualquier cosa, en general en la vida, todo resulta ser una cuestión de fe…

GOGP12064

Fin.

Anuncios

Cuestión de fe… (8va parte)

Posted in Cuentos Cortos, Cuestión de fe... (Completo) on 19 octubre 2009 by Addendum

SOLANA VINO Y ME DIJO: “TENGO UN ATRAZO, Y EL ULTIMO CON EL QUE TUVE RELACIONES FUISTE VOS…” Y YO LE PREGUNTE: “‘¿EL ULTIMO O EL UNICO?” Y ME DIJO: “EL ULTIMO, OBVIO QUE NO EL UNICO” Y YO LE ACLARE: “PERO EL UNICO DE LOS ULTIMOS TIEMPOS DIGO” Y LE VOLVI A PREGUNTAR: “¿SOLO EN EL ULTIMO MES ESTUVISTE CONMIGO?” Y ELLA ME CONTESTO: “NO, TAMBIEN CON MI EX…” Y YO LE DIJE: “¿Y A EL NO LE DIJISTE NADA?” Y ELLA ME DIJO: “NO HABLO MAS CON EL”  Y LE PREGUNTE: “¿PERO VOS NO TOMAS PASTILLAS?” Y ME CONTESTO: “SI, PERO PUEDE FALLAR…” A LO QUE LE DIJE: “ME PARECE QUE DEBERIAS LLAMARLO Y DECIRLE, ES INJUSTO QUE ME ADJUDIQUES ESTO A MI SOLO…” Y ELLA ME CONTESTO: “PERO LAS ULTIMAS DOS VECES FUERON CON VOS…” Y YO ME DEFENDI: “BUENO, PERO PUEDE NO HABER SIDO POR LAS ULTIMAS DOS VECES…” Y LE VOLVI A PREGUNTAR: “¿CUANDO FUE QUE TUVISTE RELACIONES CON TU EX?” Y ME CONTESTO: “HACE TRES SEMANAS…” Y LE PREGUNTE: “¿Y HACE TRES SEMANAS TAMBIEN TOMABAS PASTILLAS?” A LO QUE ME CONTESTO: “SI… BAH, NO… ESTABA INDISPUESTA Y AHI SE TOMAN PLACEBOS” ENTONCES LE DIJE: “SI YA SE…” Y LE PREGUNTE: “¿Y SE CUIDARON?”… “NO” ME CONTESTO, “NO HACE FALTA, ESTABA INDISPUESTA…” SIGUIO… Y LE DIJE: “NO NECESARIAMENTE…, ANDA A VER A UN GINECOLOGO, SI QUERES YO TE ACOMPAÑO, PERO CONMIGO SEGURO NO FUE…” Y ME DIJO: “BUENO, PRIMERO VOY A IR SOLA, Y CUALQUIER COSA DESPUES TE DIGO, PERO CASI SEGURO QUE FUE CON VOS” Y YO LE DIJE: “MMMM CASI SEGURO QUE FUE CON EL… Y NO DE MALO O HIJO DE PUTA, SINO DE SENSATO… PREGUNTALE Y VAS A VER…” “BUENO” ME DIJO, SE DIO MEDIA VUELTA Y SE FUE.

miedoasdasda

Cuestión de fe… (7ma parte)

Posted in Cuentos Cortos, Cuestión de fe... (Completo) on 19 octubre 2009 by Addendum

Tengo un problema.

Hace no mucho reflexioné y me dije “hay cosas que mejor no mezclarlas”… Lo escribí aca y todo… pero no se que maldita manía tengo de hacer siempre lo que no tengo que hacer… Esa maldición que yo mismo me echo encima sabiendo el camino correcto y eligiendo siempre el indebido… Es como si en un principio tuviera a mi angelito que me dice “Esto es asi, vos los sabés, sabés que tenes que hacer las cosas bien…” e inmediatamente después mi diablito lo acuchilla por la espalda y me controla completamente… “El camino del mal…” me dice, “El camino del mal es tu camino… es la mejor opción… la mas divertida… la vida es una…, disfrutala… haceme caso pichón…” y yo caigo.

Y lo peor, sigo cayendo. Siempre.

Entonces, yo sabía que hay cosas que mejor no mezclarlas, y las mezclé igual… Yo sabía que me iba a explotar todo en la cara y me iba a crear un problema más a esta ya bastante problemática vida… Mierda y más mierda…

(Llego a la oficina, saludo a todos, y me voy a mi escritorio… en el camino le pido a Solana un café y el diario)
– Tomá… – me dice ella de mala gana
– Epa… gracias… ¿Pasa algo?
– Vos sabrás…
– ¿Qué? ¿Qué te pasa? ¿Por qué me hablás así?
– Mirá, no te hagás el pelotudo, ¿Si? Creo que sabés muy bien lo que me pasa…
– ¿Y no me lo podés decir si te lo pido?
– ¿Para que?
– Dale nena…, no me hagás un quilombo que bastantes tengo ya… decime que te pasa o tratame bien… (y se me vino inmediatamente a la cabeza la canción de la serie de canal trece que grita “traaaaatame bieeeeeen” no se porque)
– Bueno… nada… me molestó que el viernes no supe nada de vos y que el sabado fui al boliche para ver si te veía y efectivamente te vi pero con una mina… y te chupó un huevo que yo esté ahi…
– ¿Estabas en el boliche el sabado?
– No te hagas el pelotudo…
– No te vi…
– Se que si…
– Te juro que no te vi nena, confiá…
– No se… yo te vi mirarme…
– No me acuerdo…
– Eso es otra cosa…
– No, en serio, nunca tuve en mi conciencia que te vi…
– Bueno, en la inconciencia entonces…
– No, dale, tampoco, en serio…
– Bueno, me parecio una falta de respeto de tu parte…
– Pero te digo que no te vi…
– Igual…
– No, igual no…
– ¿Y si me veías qué?
– ¿Cómo “qué”?
– Claro, ¿Qué hacías?
– Minimamente te saludaba…
– Si, ¿Y después?
– ¿Y después?
– Si… ¿Y después?
– No se…
– ¿Ves? Eso es lo que te digo…
– Pero, ¿Qué pretendés vos? Decime…
– No se…
– Entonces, ¿Por qué pretendés que yo sepa?
– No me jodas…
– No, en serio nena… Está todo bien, pero no te enojes conmigo, no te vi…
– Bueno…
– Pero no estés con cara de ojete conmigo todo el día por eso…
– Bueno… se me pasará… pero igual no es eso lo que me molesta…
– ¿Entonces?
– El viernes hiciste como si no existiera…
– Pero el viernes me la pasé de aca para alla… salía y entraba todo el tiempo… Además, ¿Qué puedo hacer? ¿Qué querés, que te salude con un pico?
– No, no digo eso… pero me podrías haber mandando aunque sea un mensaje después de que dormimos juntos… Aunque sea preguntarme como la pasé o algo…
– ¿Cómo la pasaste?
– Tarado…
– Pará… en serio… bueno, perdoname… lo que pasa es que…
– … no pasa nada… dejá… son locuras mias…
– No… no digas asi…
– Si…
– Pero no te enojes conmigo…
– No estoy enojada… no se… tengo bronca pero conmigo… siempre hago lo mismo…
– ¿Qué?
– No se… me maquino… perdoname…
– No… jajaja, ¿Qué? ¿Ahora se dio vuelta y me pedís perdón vos? jajajaja…
– Jejejeje si…
– Bueno, no hace falta…
– Sos bueno…
– Vos también sos buena… – y ahi fue cuando el tiempo se detuvo… la imagen se congeló y nuevamente apareció el… mi diablito… “Pedile un beso…” me dijo… “Pedile un beso… ¿O acaso no te parece algo divertido?” me volvió a decir…
– … ¿Está muy mal si te pido un beso de reconciliación?
– Jajajaja… dale tonto…
– En serio te digo…
– ¿En serio?
Una vez mas la imagen se congeló… esperé pacientemente que mi angelito resurgiera de sus cenizas como el Ave Fenix, pero no… seguía desaparecido… sin señales…
– Si…, en serio…

En ese momento Solana se acercó a mi, y con una sonrisa en la cara y una mirada de ternura me acarició con su mano la mejilla y me dio un beso suave y cariñoso… Sin soltarme la cara, se volvió para atrás para mirarme y me besó de nuevo… y otra vez… Sentí como su lengua me acariciaba los labios… como jugaba con la mia, con un descontrol suave pero que no dejaba de ser descontrol… su respiración -y mi respiración también- empezó a acelerarse… De golpe, en el itunes, que tenía abierto como todas las mañanas cuando escucho un poco de música para cargar pilas, empezó a sonar “Nada fue un error” de Coti, y los dos nos reimos… Ella se alejó un poco y me dio otro beso chiquito, de esos que decretan el final de una sesión besuquera…

No sé que me pasó en ese momento, pero cuando se dio vuelta para irse la agarré de la panza abrazandola con todo mi brazo y la traje de un tirón suave para mi cuerpo… yo estaba sentado todavía en mi silla, por lo que ella se dejó caer encima mio, quedando sentada en mi falda y recostada encima mio… fue ahí en donde la agarré sutilmente con mis manos la cara y le di un beso, mordiendole un poquito la boca… Parecería que a ella le gustó eso, porque inspiró profundamente y soltó un suspiro de esos que calientan hasta al mas duro… empezamos a besarnos cada vez mas fuerte, y bueno… una cosa llevó a la otra… Cuando me di cuenta, mis pantalones estaban en mis tobillos y estaba mezclando las cosas nuevamente en el baño de mi oficina… No lo voy a negar, la pasé muy bien, y según pude interpretar, ella también… Esta más que claro, las situaciones prohibidas, las situaciones generadoras de adrenalina son las mejores… Una vez mas me dominó el diablito… una vez mas perdí la compostura y la seriedad… una vez mas viví la vida como si nada importara… 

Pero hay algo que no me deja de rebotar en la cabeza… Yo lo se… lo supe desde un principio… Hay cosas que mejor no mezclarlas…

sueossueossonuh3

Cuestión de fe… (6ta parte – o ‘5ta parte bis’)

Posted in Cuentos Cortos, Cuestión de fe... (Completo) on 16 octubre 2009 by Addendum

Para clarificar un poco las cosas, y tratar de acordarme un poco, voy a repasar los hechos acontecidos durante todo el día jueves…

El despertar fue convencional…, me levanté a la mañana, me bañé, me vestí y me fui a trabajar, como todos los días… En la oficina tuve un día agitado, teniendo que entrar y salir a cada rato, yendo y viniendo de reuniones y entrevistas… Me acuerdo que en un momento a la tarde tuve un bache de tiempo libre, y me tomé un cafe en el salón de vendedores charlando con todos e histeriqueando como siempre con Solana… pero no fue nada raro, nada del otro mundo… algunos chistes, alguna que otra broma y más que nada charlas sobre temas sin absoluta importancia…

Ya cuando terminó el día laboral me fui a mi casa, miré un poco de televisión y vinieron a comer un par de amigos… Cenamos y empezamos a tomar Fernet con Coca y a jugar a la play, escuchar música… lo que se hace con amigos…

Me acuerdo que en un momento eran las 11 de la noche y estabamos muy divertidos, por lo que decidimos pasar la barrera del último Fernet y seguir hasta donde nos lleve la vida (gran disco de La Renga)… y seguimos tomando, y jugando, y escuchando música, y charlando… Si… de eso me acuerdo bien…

Me viene a la mente el recuerdo de ir al baño a hacer pis y tambalear un poco… y que a mis amigos les pasaba lo mismo… Creo que era la una y media cuando nos dimos cuenta que estabamos ebrios… En ese momento se dió la siguiente conversación, si mal no recuerdo…

– Che, toy en pedo… – dijo Lucas
– Si… yo también… – dijo Jose
– Yo también… – dije – … ¿Qué hacemos?
– No se… ¿Vamos a bailar?
– Yo mañana trabajo… – se amargó un poco Jose
– Dale pichón… la vida es hoy… – le contesté haciendome el canchero, más alla de que yo también tenía que trabajar al otro día y me daba fiaca salir
– Jajaja, pichón? bueno… ¿Dónde vamos?
– No se… ¿Qué opciones hay?
– No se… las de siempre… Rumi, Jet, Esperanto…
Y recuerdo que debatimos un rato sobre los pros y los contras de cada lugar… finalmente, elegimos uno y fuimos…

Si fuerzo mi memoria me puedo poner en la situación de ir al boliche… como fuimos en dos autos, yo en el mio escuchando música electrónica a todo lo que da… Me acuerdo de ese viaje, y me acuerdo de haber entrado al boliche y haberme dirigido con mis amigos directamente a la barra a tomar algo más… Me acuerdo de haber tomado tres tequilas… o cuatro… no estoy seguro…

También me acuerdo, aunque medio borroso, que bailamos un rato y que el boliche estaba lleno como si fuera sabado… Se que en un momento me perdí de mis amigos y di un par de vueltas por el lugar… totalmente borracho… y creo… si… si no me equivoco… creo que ahi fue cuando la encontré a Sol… Mmmm… creo que si… creo que fue ahi… que la vi y le dije algo… ¿Qué le dije? ¿Qué le habré dicho? Me quiero morir… Bueno, sea lo que sea que le dije, mal no terminó…

Sigo tratando de acordarme pero hay un espacio en blanco que no puedo recordar… Maldigo mi memoria de borracho… Estabamos ahi, hablando… eso me acuerdo… ahi al lado de la barra, cerca de los baños… y… mmm… creo que en un momento la agarré de la mano y la llevé para afuera… si… casi seguro de eso… ¿Ahi apreté? ¿Cuando fuimos para afuera nos besamos? ¿Cómo fue que del boliche fuimos a mi casa? ¿En qué momento?

No aguanto no acordarme… voy a llamar a alguno de los chicos a ver si se acuerda de algo…

(Suena el teléfono)
– ¿Hola?
– Lu… ¿Qué hacés?
– ¿Qué hacés borracho? Jajaja…
– ¿Borracho? ¿Por? Si vos chupas igual que yo…!
– Jjajajaja seeeeh… pero no ando haciendo las cosas que hacés vos, papá…!
– Uh… ¿Qué hice?
– ¿Cómo terminaste la noche? ¿Bien, no?
– Jajaja… no se… si, creo que si… contame ya que hice…
– Jajajaja… a ver… como te lo explico… primero estabas desaforado… hace mucho no te veo asi… gozabas como un perro… nos pusimos a bailar en la pista y de golpe viniste con un grupo de minas y nos las presentaste… nos pusimos a bailar con ellas y vos empezaste a hacer chistes con que una trabajaba con vos…
– Si… Solana…
– Si… esa… ¿Trabaja para vos?
– Si… bueno, para mi para mi no… para la empresa…
– Bueno, es lo mismo…
– Si, que se yo…, ¿Entonces?
– Bueno… entonces en un momento la agarraste de la mano a esta mina y prácticamente la arrastraste hasta afuera… no es que la mina se negó, solo que la agarraste de la mano y la llevaste para afuera de un tirón… eso fue gracioso… y después no se… no te vi mas… ¿Qué paso?
– Me levanté con la mina…
– Jajajjajjajajajajajjajajajajajajjajajajajaj!!! ¿En serio? Buena titán, como estásssss… ¿Pero no te van a hacer bardo por eso?
– Seh…, no se… bueno, después hablamos que tengo que seguir laburando y me duele todo…
– Si, a mi también… mirá que a la noche se sale fuerte de nuevo, eh?
– Jajajaja… bueno, dale… vemos…
– Dale, chau
– Chau…
(Fin de la conversación)

verguenza_mano[1]

Cuestión de fe… (5ta parte)

Posted in Cuentos Cortos, Cuestión de fe... (Completo) on 16 octubre 2009 by Addendum

No lo puedo creer… En serio… estoy muy sorprendido… Por un lado me tiene maravillado lo bien que me esta yendo en cuanto al “levante”… porque, vaya uno a saber por que, últimamente estoy conociendo muchas mujeres interesantes y lindas, aunque después terminen siendo unas locas de la cabeza… y lo que mas me emociona, si es que “emoción” es la palabra que engloba la sensación que quiero expresar, es que ellas son las que me encaran a mi… Siempre consideré que el mundo es -o era- demasiado machista, al punto de no permitir que una mujer vaya al frente, encarando al pibe que le gusta sin que eso suponga un prejuicio de algún tipo… pero veo que hoy por hoy ese aspecto del machismo esta casi derogado…, perdido en tiempos pasados… A mi me parece que tiene que ver con que la mujer ya se posicionó -o lo hace cada vez más- en casi todos los aspectos que hace 50 años eran exclusivos del hombre, por lo que el hombre, entonces, se adaptó también a esa situación y sacó a flote su lado femenino… Hoy lo hombres somos mas coquetos, histéricos, y si se quiere, “nenas”… Harto estoy de escuchar a mis amigas contarme de sus historias y que me digan la frase “este pibe es mas histerico que yo, ¿Cómo es la joda?”… y es verdad… es asi… La mujer esta mejor parada que antes, y eso al hombre lo puso en la obligación de adaptarse… Asi como la mujer toma actitudes del hombre, éste toma actitudes de las mujeres en contraposición… Básicamente, la tercera ley de Newton: Toda acción tiene una reacción igual y opuesta.

Por otro lado, me deja sin palabras lo loco de la vida… como ahora entiendo cuando alguna vez escuche a alguien explicar la Teoria del Caos, que plantea que “el aletear de una mariposa en Japón crea un terremoto en América”… Como todo está conectado… como existe un entramado de hechos y situaciones en la vida que se mezclan y se funden y son causa y consecuencia… y causa de nuevo…

Me deja sobresaltado mentalmente ponerme a pensar como muchas cosas a las que no les doy importancia en cada día que vivo, en cada hora que pasa… cada momento, como estas muchas cosas tienen que ver con otras muchas cosas que van a pasar, y estas con otras… Como una sonrisa mia esta semana genera una sonrisa para mi la semana siguiente… Me sorprende como decir “buen día” cuando se entra a un lugar hace la diferencia en la atención que uno recibe… en como un gesto simple, humilde, sencillo repercute en cada aspecto de nuestras vidas…

Me maravillo con la naturaleza y su perfección imperfecta… con la idea de la naturaleza…, con su esquema, considerando todos los detalles y aún asi dejando un espacio librado al azar, un azar perfecto que genera la imperfección… Me deja helado entender que hace 200 años ya lo veían eso, y que hace 3000 años lo tenían mucho más claro que nunca, y como hoy en día hace falta estudiarlo para conocer ese milagro…, como somos y seremos cada vez mas ignorantes de lo escencial… Me deja anonadado el comportamiento humano, y lo instintivo del ser y lo destructivo de la conciencia colectiva… “Un hombre es inteligente, pero una masa de gente es un peligro” escuché alguna vez decir a alguien… Que verdad…

Empiezo a entender -o a pensar que entiendo- algunas cosas que antes ni siquiera consideraba “pensables”… Cuestiones de convivencia, de las personas y de como son éstas… como interaccionan conmigo… y como soy yo con ellas… y conmigo también…

Hay muchas cosas que me sorprenden en la vida, todos los días… sobre todo cuando reflexiono… y a veces logro entender -o pensar que entendí- una que otra de esas interrogantes que me inundan y me ahogan… Aún asi, hay algo que no puedo terminar de entender…:

¿Que mierda hace Solana en mi cama, despertandose al lado mio un viernes a la mañana?

interrogante 

Cuestión de fe… (4ta parte)

Posted in Cuentos Cortos, Cuestión de fe... (Completo) on 14 octubre 2009 by Addendum

Que día feo que tocó… y cómo el clima nos condiciona el humor… A veces me gusta ‘objetivizar’ las cosas… mirarlas desde cierta distancia y entender su escencia, su matriz… Tratar de ponerme en el lugar de la persona que inventó cierta cosa o desglozar el comportamiento humano en determinadas circunstancias desde un punto de vista objetivo… El otro día me quedé mirando un rato largo la esquina de La Pampa y Av. del Libertador desde un 6to piso, y miré por varios minutos como fluía el tráfico… como un minuto era para Libertador y 45 segundos para Pampa… y como avanzaba cada auto a su debido momento… Me pregunté a quien se le habría ocurrido crear un aparato que con luces señalice y dirija el tránsito… y como lo tenemos tan arraigado eso…

Ahora me pasó lo mismo… sentado en mi oficina miro por la ventana como la lluvia cae sobre la ciudad y la gente pasea con sus paraguas y sus botas de lluvia y con los hombros encogidos, al trote algunos… y volví a pensar en como el clima nos condiciona tanto… En que distintas que son las sensaciones que nos produce algo tan absoluto e inmodificable como el clima… En que en una mañana soleada uno se levanta de otra manera… mas cargado… y en que alguna vez alguien probó quedarse en su casa en una mañana de lluvia tapado hasta el cuello mirando tele o simplemente durmiendo… o haciendo cucharita con su pareja… o haciendo lo que mas disfruta de hacer en la cama, sea lo que sea… y en como a partir de ahi empezó a decir en cada mañana de lluvia “que lindo día para quedarse en la cama y…”, y pensé en eso un rato…

Prendo un cigarrillo y miro para afuera… sigue lloviendo… y me molesta porque no es esa lluvia que cae con fuerza y moja todo… esa lluvia que cae y cae y cae y no deja de caer, empapando, lavando todo… no, no es de esa lluvia… es de esas que llueve poquito, pero que se pasa de ser “garúa”… esa lluvia molesta que pincha en la cara y que no termina de mojar del todo… esa que hace que la calle este resbaladiza, y que la ropa quede llena de gotitas chiquitas… que igual mojan pero no empapan…

Hoy mi café no tiene el mismo gusto de siempre… hoy mi oficina no tiene el color de siempre… todo se mezcla con un gris nube que oscuerece… y cuando llegue no estaba Solana, y según sé no va a venir hoy… eso también tiene que ver supongo… Me molestan los días de lluvia únicamente porque tengo que hacer cosas y no me quiero mojar… Bostezo pensando que eso puede cambiar mi día, pero no… dudo que cuando abra de nuevo los ojos después de pegar el grito que uno hace siempre que se estira, me encuentre en mi casa, en mi cama… como ese que una vez lo probó y logró descubrir una generalidad casi absolutista que no encuentra oposición dentro del mundo racional…

Me siento estancado…, me siento “frenado” si se quiere con este día… no encuentro una motivación suficiente como para “levantar” mi mañana… la famosa frase “no pasa nada…” hoy toma mas sentido que núnca…

Cuando estaba concentrado en mi pesimismo de hoy, que realmente no entiendo en donde nace…, desde que puntual insatisfacción de mi vida se esta generando esa sensación de disconformismo pleno sobre todas mis actividades matutinas de hoy, recibo un mensaje por msn que me motiva un poco… Era Solana… yo no entiendo a esta chica, no viene a trabajar pero igual esta despierta a las 11 de la mañana… ¿Cómo es esto?

“Hola!!!” me puso…
“Hola… que haces?” le respondí…
“Bien y vos?”
“Bien… todo bien… ¿Qué pasó que no viniste?”
le puse para saber las razones de su faltazo… no es que me moleste, pero no me gusta que la gente falte porque si… El trabajo es digno siempre y cuando se tenga una actitud digna para con este, y los compromisos laborales son importantes y solo algunas puntuales cosas tienen más peso como para incumplir laboralmente…
“Me siento mal…, me duele mucho la garganta… creo que tengo angina…” me contestó…
“Bueno… tomate algo y descansá… cuando te sientas mejor volvés…”
“Si… obvio… ¿Qué pasa? ¿Me extrañás?”
me puso… y entendí algo: esta ‘pebeta’ me está histeriqueando… mal… no le importa nada… y creo que yo podría tomar la misma dirección… ¿Por qué me va a importar a mi si a ella no le importa?
“Un poco… jeje…”
“¿Sólo un poco? Que mal…”
“Bueno, es que no quiero que te la creas…”
“Jajajaja… bueno, un poco está bien entonces…”
“Si… no exageres…”
“Que malo que sos!!! ya vas a ver como me vas a ir extrañando más…”
“¿Vos decís?”
“Si… estoy segura…”
“Si vos lo decís…”
“¿Te pasa algo hoy? Estas… mmm… no se… ¿Amargo?”
“No… todo bien… es que estoy haciendo algunas cosas… algunos tenemos que trabajar hoy… jajajaja”
le puse, pero me sorprendió mucho que solamente por un medio tan insípido como es msn se de cuenta que hoy estaba negativo… que hoy no me sentía del todo bien con el mundo… esos días que cada tanto le agarran a uno, que por lo general son los miércoles conmigo, no todos los miércoles, pero si suele caer en ese fatídico día de la semana en donde el fin de semana ya quedó lejos y falta todavía para que vuelva a venir…
“Bueno lindo, te dejo tranquilo entonces… te re imagino haciéndote el serio vestido de traje sentado en tu escritorio como siempre… jejejej, me divierte…”
“Jajaja… tal cual… bueno linda, entonces después hablamos…”
“Ayy!! me dijiste lindaaaaa…!!!”
“Jajaja si… vos me dijiste lindo a mi…”
“Ninguno de los dos miente… jajajaj, no chiste, re creída la mina…”
“Jajajaja, no pasa nada… es verdad que no mentimos… BESO.”
“Besooooo…”

Y cerré la conversación… De nuevo a mirar para afuera… de nuevo ver las gotas de lluvia… No lo voy a negar, hablar con ella me motivó un poco… me levantó de mi estática situación de estanco… pero no del todo… si…, me dijo “lindo”… ¿Y? ¿En qué me cambia eso? ¿Qué suma a la situación en la que antes estaba…? Que raro… como el clima condiciona el humor de las personas… y que ganas que tengo que salga el sol…

lluvia

Cuestión de fe… (3ra parte)

Posted in Cuentos Cortos, Cuestión de fe... (Completo) on 13 octubre 2009 by Addendum

Se sabe… Hay cosas que es mejor no mezclarlas… No es que sea una ciencia exácta, obvio… pero es real: Hay cosas que es mejor no mezclarlas… A lo largo de mi vida pude observar varias de estas cosas… Por ejemplo, leche con mostaza… te hace vomitar… o hidratos de carbono y proteínas en la misma comida -dicen que es un mito-… Pero la mayoría de las cosas que no se deben mezclar estan relacionadas con el amor, o las relaciones interpersonales… Amor y amistad, amor y trabajo, amor y dinero, amor y logica… o trato de decir: sentimientos y racionalidad.

Me pasé un rato largo pensando en eso…, y en como el instinto humano nos lleva siempre a buscar lo prohibido… Porque a un bebé se le dice que no a algo y lo quiere hacer más que cualquier otra cosa… ¿Por qué será así? ¿Qué tendremos adentro que nos guía directo a lo que no se nos esta permitido? o mejor digo: a lo que no debemos.

Después de cerrar la conversación perdí el empuje, que por cierto me habia dado ella, para volver a encarar la charla -o alguna charla- para ese lado, por lo que ese viernes salí con mis amigos como cualquier otro viernes… sin noticias de Solana…

El sábado me levanté temprano para cumplir mi compromiso y fui a la oficina… Estaba cansado por haber dormido poco, y estaba todo dolorido por haber tomado mucho… Que raro que es como las cantidades de las cosas dirigen nuestra vida… Mas o Menos, Poco o Mucho, Todo o Nada… Todos cuantificamos y calificamos todos los días… Solo con decir “todos” ya lo estoy haciendo… Que raro todo… Todo… o Nada…

En fin… Ese sabado fue tranquilo… por lo menos a la mañana… en la oficina yo no estaba como para hablar con nadie, y asi pase mi mañana… callado, tratando de evitar que las palpitaciones que sentía en mi cabeza me terminaran de destruir… En un momento ella se acerco y quiso charlar… logró sacarme un par de frases pero mi malestar era tal que ni ella motivaba un impetu de conversacion en mi… Además, estuve pensando y ni la conozco… me cae bien y es muy linda… muy… pero que se yo… hay ciertas cosas que mejor no mezclar… Eso es lo que ellos dicen…

Creo que el fin de semana me enfrió un poco… además, conoci una señorita que si bien no deja de ser una circunstancial coincidencia repetida de fin de semana, desvió mi atencion para otro lado… no es que tenga que ver con algo… También, como fue un fin de semana extendido, hizo que mantuviera mi cabeza en la idea esa de que “hay cosas que no se mezclan”…

Hoy ya es Martes, y de nuevo en la oficina estoy empezando a dudar… Con lo linda que estaba Solana hoy, no puedo negar que por un momento se me cruzó por la cabeza decirle que no trabaja más para nosotros e invitarla a salir… pero es buena en lo que hace y le suma presencia a la oficina… sirve… Entonces no…

 Me pregunté si alguna vez podría sobrevivir un día sin tomar café… Si mi cuerpo se habría acostumbrado tanto a ingreir cafeína que por eso los fines de semana me levanto tan cansado a veces… despues me acorde que por lo general me levanto con resaca en esos dias, por lo que lo mas normal es que sea por eso… Que rara la resaca… Esa sensación de vacío en el pecho pero que no es psicológico… ese dolor de todo, de nada específico, que solo pasa cuando inspiramos profundamente, pero ese bienestar dura solo unos segundos…

(Tocan la puerta con a clásica melodia de Balá) 
– ¿Se puede? – Escucho que me preguntan desde la puerta…
– Si, pasa Sol…
– Permiso… ¿Que hacias?
– Nada en especial, aca… recien termino de hablar con unas gentes y ahora tengo que armar el contrato para mañana…, ¿Vos? ¿Aburrida?
– Un poco si, un poco no… pero por eso vine…
– ¿Por que?
– Para que me soluciones el poco que si… jejeje…
– Jajaja… mira vos… bueno, voy a hacer lo posible…
– ¿Que tal tu fin de semana?
– Bien, muy divertido… ¿El tuyo?
– Muy bueno… fui a un par de fiestas muy divertidas… te quise mandar un mensaje pero me di cuenta que no tenia tu celular… ¿Me lo das?
– Si… antota… igual esta en mi tarjeta… jajajaja
– Si… ni me di cuenta… ahi te mando mensaje para que tengas el mio…
– Dale…
– Bueno… era solo eso… me voy asi te dejo seguir con lo tuyo…
– Dale…
– Chausis…
– Chau…

¿Era solo eso? ¿Como que era solo eso? ¿Pedirme mi celular? Siento que esta mina me esta empezando a histeriquear abiertamente, y que se escuda en mi imposibilidad de “ir al frente” con ella… no se… me marea… Y si finalmente pasa algo…, ¿Que es lo peor que podria pasar…?

5948~Manzana-verde-Posters